viernes, 24 de octubre de 2014

Carmen de Bizet

Sus gorgoritos se oían en todo el pueblo. Llevaba así desde que le regalaron el CD.
—Mira —le dijo en broma su amiga—, te han compuesto una ópera, Carmen.
Y desde entonces no había hecho otra cosa que cantar y cantar.
—Quiero conseguir romper una copa con mi voz —le dijo a todo aquel que quiso escucharla.
Y un buen día lo consiguió. Lástima que además de la copa arrasase con el pueblo entero.


domingo, 5 de octubre de 2014

Cultivando que es gerundio

Todavía no entiendo por qué empezaron a cultivar gnomos en esas campanas transparentes. ¿Para qué sirve un gnomo? Vale, queda muy bonito en el exterior de las casas, allí, junto a los caminitos de tierra. Pero, ¿no podemos ponerlos de porcelana? Antes eran de porcelana hasta que esas organizaciones para la liberación de los gnomos de jardín comenzaron a meter sus narices en nuestros asuntos. Seguro que ahora salen otros y comienzan a decir que no podemos cultivar gnomos. Que si es una crueldad encerrarlos en campanas de cristal, que si también son seres vivos. Ya me gustaría que se les comiesen las lechugas de sus huertos. No les gustaría tanto. En fin, sigamos alimentándoles. A ver... que viene el avioncitooooo...