lunes, 2 de noviembre de 2015

Buenas noches

Duerme, mi niño, y sueña con mundos en los que no te teman los humanos como el que estrujas junto a tu pecho.



Después de un tiempo sin escribir microrrelatos, los retomo con pocas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario