jueves, 29 de enero de 2015

Relatividad


Levantó la cabeza hacia las estrellas. Todo estaba en calma a su alrededor. Solo le acompañaba el silencio. En ese momento se sintió pequeña, muy pequeña. Bajó la cabeza para seguir con su trabajo. Recogió una miguita de pan que habían dejado los últimos excursionistas y volvió a su hormiguero.



Todo es relativo según desde dónde lo mires. Puedes ser un gigante o una hormiga en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario